O.: M.·. E.:. M.·. M:.
 Los Siete Planos de los Misterios

               Inicio
               Manifiesto de la Orden
               Países
               Patentes y Cartas
               Contacto


GENERALIDADES

La O.·. M.·. E.·. M.·. M.·. es una orden espiritualista que pone énfasis en los estudios ocultistas, mágicos, esotéricos y herméticos en la línea Tradicional Luciférica Antigua (vía egipcia, atlante, kainita y por La Duat al Amenti).

OBJETIVOS

Realizar la Obra (CRAFT) o FORJA con Masonería Ocultista en general y el ejercicio esotérico del Antiguo Rito Egipcio Primitivo Operativo (A.·. R.·. E.·. P.·. O.·.) en particular, usando como base las técnicas y ritos mistéricos egipcios.

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

1. La O.·. M.·. E.·. M.·. M.·. es una Orden Ocultista, Luciférica y Tradicional que tiene como Elemento Esencial al Supremo Principio Iluminador Luciférico como su Guía.

2. La O.·. M.·. E.·. M.·. M.·. tiene por principal objetivo posibilitar a sus adeptos religarse íntimamente con el egrégor de las antiguas Escuelas de Misterios.

3. La Masonería Luciférica es el Arte de la Forja Real que busca fraguar Iniciados, apartados de toda dominación, libres, maestros soberanos de sí mismos, con discernimiento propio, sin sufrir la tiranía de los prejuicios reinantes, procurando una existencia vivida con consciencia de sus responsabilidades, deberes y derechos divinos.

4. La Masonería Luciférica admite en su seno como iguales a mujeres y hombres que busquen liberar su Espíritu y aprender los “buenas usos”, que sólo dependan de su Consciencia y que se comprometan a poner en práctica un ideal de Liberación, Amor y Fraternidad.

5. La Masonería Luciférica promueve la Liberación del Espíritu de los Seres humanos, por medio de un verdadero encuentro con su Chispa Divinal, el Sacro Servicio del estudio y la práctica usando formas Simbólicas y Esotéricas que solo pueden ser reveladas por la Iniciación, proceso íntimo, personal y secreto, y que además destruya los prejuicios impuestos por esclavitudes que ciegan y limitan en sus posibilidades de búsqueda, de donde provengan, con mayor énfasis si viene de la adulteración y desviación en que naufraga la masonería convencional.

6. La Masonería Luciférica no impone límites a la libre experiencia de cada Ser y demanda de todos Respeto y Tolerancia. Es ajena a toda influencia sectaria, enseña a sus miembros el respeto por los otros, a fin de construir un centro permanente de Unión Fraternal donde reine la Armonía y la Justicia.

7. Los Masones Egipcios se reúnen en secreto en sitios denominados Fraguas o Logias, para trabajar a través del Rito con celo y perseverancia.


CONDICIONES DE INGRESO

Para ser recibido en la O.·. M.·. E.·. M.·. M.·., debe poseer las siguientes condiciones:

• Tener al menos 21 años de edad,
• Ser hombre o mujer con anhelo de liberación espiritual,
• No haber sido condenado penalmente,
• Desear íntima y responsablemente pertenecer a la masonería como un sendero esotérico práctico, y, especialmente,
• Tener un firme respeto a la secrecía y un gran apego al estudio esotérico,
• Tener una amplia actitud mental hacia ideas no convencionales, y
• Estar dispuesto a correr el riesgo necesario para abandonar lo convencional, lo conocido y lo aceptado.
.

REQUISITOS PARA EL ESCRIBA

• Carta manuscrita con sus motivos personales para ingresar, acompañada de sus Generales de Ley.
• Manifiesto y Programa Masónico de la Orden suscrito.
• Copia de su documento de identidad.


APLOMO Y CAPITACIÓN

• Entrevista con distintos Miembros Aplomadores.
• Haber sido aprobado en la Bóveda Blanca.
• Ser aceptado por unanimidad por la Asamblea.
• Si se niega el ingreso, la Orden se reserva los motivos.
• Disponer del tiempo adecuado para los trabajos de Logia, de campo, de estudio y de discipulado.
• Disponer de la Voluntad necesaria para mantener un firme plan personal de estudio y práctica, de acuerdo a los lineamientos del grado, que le permitan avanzar y progresar hacia nuevos escalones en la Orden.
• El compromiso de participar en desarrollo, conservación y sostenimiento del Santuario. Si no hay capitación establecida, su Conciencia dictará la contribución a realizar.